domingo, 18 de julio de 2010

Cine y Coeducación

Una de las herramientas utilizada en nuestro centro para trabajar la igualdad entre los sexos ha sido el análisis de películas de ficción por diversas razones:

La imagen favorece una pedagogía centrada en la producción de sentido. Las imágenes y, más en concreto las ficciones audiovisuales, no hablan esencialmente a nuestra razón sino que transmiten y/o crean estructuras imaginarias, sentimentales, emotivas... Es decir, inducen y trabajan sobre nuestros mapas afectivos.

La ficción expresa y proyecta, de una manera más inconsciente y, por lo tanto, más profunda, lo que pensamos, soñamos, ansiamos y sentimos. A menudo, incluso, las fantasías vienen a suplir los deseos frustrados y a expresar lo inexpresable dándonos la posibilidad de descifrar y entender lo que, de otro modo, no nos sería posible y de dialogar cuando la realidad nos condena a la agresividad y al silencio. La ficción audiovisual permite y propicia una implicación personal pero evita o atenúa la angustia que puede conllevar abordar directamente ciertos temas.

En definitiva, favorece la acción educativa porque permite pensar e intercambiar experiencias, miedos y dudas preservando, sin embargo, la propia intimidad.

Por último, hay que considerar la importancia de la imagen en las vidas de los y las jóvenes, ya que por término medio, la población adolescente ha invertido un gran número de sus horas de ocio en ver la televisión.

A lo largo de estos últimos años hemos trabajado con diferentes películas, tanto en tutorías como en las celebraciones de días como el Día Internacional de la Mujer o el Día Internacional Contra la Violencia de Género. Fruto de este trabajo ha sido la elaboración de sus fichas técnicas y cuestionarios para trabajar con el alumnado que presentamos en el siguiente documento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada