lunes, 4 de mayo de 2009

Día Internacional de la Familia

El próximo día 15 de mayo se celebra el Día Internacional de la Familia. Universalmente, la familia sigue siendo considerada como la unidad básica de la sociedad.
El día Internacional de la Familia fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 47/237 del 20 de septiembre de 1993, con el objetivo de aumentar el grado de concienciación acerca de los temas relacionados con la familia.
La ONU reconoce y afirma la importancia de la familia como un lugar privilegiado para la educación.
La familia es el lugar donde nacemos y crecemos, encontramos protección y seguridad. La familia es uno de los grupos sociales que requieren una atención especial. Muchas de las cuestiones críticas a las que se enfrentan los encargados de formular políticas y adoptar decisiones en el mundo, están relacionadas con la familia. Algunas de las cuestiones más comunes tienen que ver con el fortalecimiento de la capacidad de la familia para atender sus propias necesidades, el equilibrio entre el trabajo y las responsabilidades familiares, la reducción de la violencia doméstica y el alivio de la pobreza.
La celebración del Día Internacional de la Familia es una oportunidad en todo el mundo, para que las familias demuestren su solidaridad y reflexionen sobre cómo mejorar la relación entre todos sus miembros.
Para muchos padres y madres, cada día es más difícil conciliar el trabajo fuera de casa con los hijos e hijas. Muchos se sienten frustrados, culpables, e impotentes ante la falta de tiempo que tienen para estar juntos a ellos y ellas, por tener que dejar su educación en manos de terceras personas, por no poder participar y acompañarlos en sus actividades, etc.
En los casos en que los padres y las madres tengan que trabajar, y por ello tengan que estar todo el día fuera de casa y lejos de sus hijos e hijas, deben encontrar y establecer momentos de encuentro entre todos ellos. La actitud de los padres y de las madres, en ese sentido, ha de ser constante y planificada, puesto que todos los niños y niñas necesitan del afecto, de la atención, y del contacto físico de sus padres y madres.
Los padres y madres no deben sentirse culpables por tener que trabajar, pero deben estar siempre que les sea posible al lado de sus hijos e hijas.
La necesidad de conciliar vida familiar y laboral no puede separarse de la idea de corresponsabilidad en la familia y en la propia sociedad.
Cuando se habla de conciliación familiar y laboral, normalmente se habla de políticas públicas concebidas como políticas de mujer. La conciliación de la vida familiar y laboral nunca será posible si no existe la debida corresponsabilidad. Dicha corresponsabilidad exige que se valore no solamente el trabajo que la mujer hace dentro del hogar, el trabajo básicamente educativo que hace con sus hijos, sino también su papel profesional. La sociedad irá cambiando a medida que las responsabilidades estén mucho más repartidas entre mujeres y hombres. Por todo ello, en nuestro centro hemos preparado para trabajar en las tutorías de la ESO las siguientes actividades.

Para finalizar, podéis pinchar en la siguiente imagen para visionar el cuento Una Familia muy normal, que el que se nos muestra como deben ser hoy día las familias. Este cuento se encuentra alojado en la página web http://www.portuigualdad.info/, página por la igualdad de género de la ciudad de Portugalete.
Para finalizar, puedes jugar con el juego Tareas del Hogar, sin más que pinchar en la siguiente imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada